Otras noticias
El Chaca Chaca

Los mandamientos para quienes graban sus encuentros íntimos

  diciembre 23, 2019 19:02 PM | Fuente: Redacción *

Los mandamientos para quienes graban sus encuentros íntimos
Compartir:

Todos tenemos fantasías sexuales, unos más que otros, pero al fin y al cabo de trata de cosas que siempre hemos querido hacer y por las que nos gustaría correr el riesgo. Por supuesto, con la persona indicada. Uno de los más conocidos implica grabar el encuentro íntimo con tu pareja. Por supuesto, hay que tomar las precauciones del caso.

¿Por qué? Todos hemos escuchado sobre casos de personajes famosos o no tanto cuyos vídeos íntimos se viralizaron en internet a tal punto que tuvieron que dar explicaciones o presentar demandas contra quienes filtraron dicho material. Por supuesto, la imagen de un personaje conocido vale muchísimo dinero, pero nuestra privacidad también es muy importante, por lo que debemos estar seguros de hacerlo y de cómo cuidarnos.

Terapeutas sexuales consideran el hecho de grabarse en pareja como una liberación hormonal de cortisol. Esto resulta especialmente atractivo para los amantes de la adrenalina. Otros consideran esta práctica como una forma de mantener viva la pasión. Cualquiera que sea la razón, es necesario tomar muchas precauciones para no terminar en internet con una fama no deseada.

En primer lugar, debemos saber que grabarse teniendo sexo no es lo mismo que filmar unas vacaciones. Se trata de un arma de doble filo por las consecuencias posteriores que pueden generar.

Como segundo punto, jamás debemos descuidar la grabación o dejarla por demasiado tiempo en el dispositivo en el que se grabó. De acuerdo con el especialista de REVIEWBOX, Alejandro González, hay cámaras que pueden grabar vídeos en alta calidad, pero ocupan demasiado espacio en la tarjeta, por lo que hay que borrar el contenido o pasarlo a un ordenador, por ejemplo, para volver a usarla.

“Las cámaras que graban, por ejemplo, en 4k ocupan realmente mucho espacio, por lo que necesitaremos de una o varias tarjetas de gran capacidad. El desarrollo de las cámaras profesionales ha hecho que incluso a veces sean iguales o superiores —depende del modelo— a una grabadora de vídeo”, sostiene.

 En tercer lugar, y si se trata de una relación efímera o no oficial, no hay que dejarla a la mano para que terceras personas o la pareja oficial la puedan ver. Las consecuencias pueden ser terribles.

Como cuarto ‘mandamiento’, jamás se nos ocurra compartir el material a través de correo electrónico o redes sociales, ni siquiera como mensaje privado o por inbox. Dejar un registro en la web es uno de los errores más garrafales.

Si tenemos claro que se trata de una relación ocasional, siempre debemos procurar que la grabación permanezca en nuestro poder, pues nunca sabemos los giros que puede tomar una relación o cómo cambian las parejas luego de que se acaba el amor.

En cuanto a la grabación, no debemos filmar rostros o características físicas evidentes que podrían delatarnos en caso de que el material llegue a manos equivocadas o incluso a la exposición pública. Aunque nos guste alardear ante los amigos, no debemos mostrar dicho contenido, pues el boca a boca puede traernos problemas.